18 de julio de 2009

Chatarra Tecnológica



18 de Julio, hoy se conmemora la Jura de la Constitución. Aunque me he dormido y no he podido escuchar el himno a las 7:00 a.m. en la TV... amo el Himno Uruguayo, es realmente hermoso.

Es un invernal día gris y lluvioso. Mi impresora Epson ha fallecido.
Y lo digo de esta manera porque es todo un duelo para mí.
Es cierto, me encanta la tecnología, pero me preocupa la chatarra tecnológica. No me seducen las compras masivas o impulsivas. No me importan los nuevos modelos de celulares o impresoras, me gusta usar mis viejos “modelos” hasta que ya no den para más, es mi filosofía. No quiero seguir tirando más chatarra en mi pobre mundo a costa de satisfacer mis ansias compulsivas de shopping. Pero llega un día en que hay que tirar lo viejo y cambiar a lo nuevo...


Ayer tuve que comprarme nuevo celular. Y eso que me resistí hasta último momento….
Primero fue que cada día la carga duraba menos y lo que antes duraba como 5 días, ahora apenas 24 horas. Luego los mensajes de texto que me llegaban 6 horas después de que me los enviaban, lo que me perjudicaba en mi trabajo. Finalmente, varios alumnos se quejaron de que me llamaban y que siempre lo tenía apagado, siendo que nunca apago el celular. Obviamente ya era hora de cambiarlo. Ayer lo he hecho. Pero el “viejo” seguirá acompañándome hasta que ya no sirva para nada de nada…
Qué tema... las cosas nuevas duran mucho menos que las antiguas. Las licuadoras de nuestras madres y abuelas duraban años y años, las nuevas... parecen descartables.


Y hoy la impresora. ¡Mi amada Epson 670! Me ha acompañado en tantas mudanzas… la compré cuando vivía en la capital. Ella ha impreso cientos de ejercicios para mis alumnos, además de fotos, libros digitales y mucha más información. Y eso no fue todo... Tuve una alumna que tras aprender Diseño gráfico, se puso a crear y vender tarjetas de cumpleaños, bodas y demás, en su barrio. Así que las diseñaba en casa y las imprimía en mi Epson. El carril de mi Epson es más anchito que las impresoras de ahora y podíamos poner unas hojas de cartulina bastante grandes, para imprimir varias tarjetas. La 670 imprimió cientos de coloridas tarjetas…


Luego de varios años comenzó a andar mal. La mandé a arreglar al menos 3 veces, y luego de eso me duraba unos cuantos meses y volvía a romperse. Cada arreglo me salía en dinero la mitad de lo que sale una impresora nueva, pero no me importaba, yo no tiraría mi linda y querida impresora, de cartuchos económicos.
Pero hoy, ni siquiera ha encendido… nada, su luz se ha apagado. Y aunque me duela, he decidido dejarla descansar, ha trabajado tanto y tan bien… ya merece descansar.




No quiero tirarla, quisiera “reciclarla” y que pudiera servir de algo más. Escucho propuestas, sé que hay gente inteligente en Internet y podría alguien tener una buena idea para reciclar impresoras. No quisiera que mi Epson 670 fuese a parar con el resto de la chatarra tecnológica. ¡Cómo voy a extrañarla!
Miles de toneladas de chatarra tecnológica van cada año al vertedero. Menos de un 10% se recicla. Los componentes de esta chatarra son altamente tóxicos para la tierra. Si estos materiales no se reciclan adecuadamente pueden pasar a la atmósfera o bien filtrarse a través del suelo y contaminar las aguas de los ríos.
Lo que no se tira, se regala a los países pobres. Éstos a su vez se llenan más rapidamente de chatarra ya que los productos usados caducan mucho antes que los nuevos. Un ciclo de nunca acabar.
Sé lo lindo que es acceder a las nuevas tecnologías, pero no prodigo la compra desmesurada de los nuevos lujos. Recordemos a nuestras abuelas, cuando la ropa se gastaba, la zurcían. En mi casa, los vestidos pasaban a ser pequeños manteles y cuando se rompían pasaban a ser servilletas y cuando ya no daban para mas pasaban a ser trapitos para limpiar superficies.
Esto es lo mismo, debemos usar las cosas lo máximo posible, si cambiamos, mantener en uso lo viejo o regalarlo. Todos los días salen nuevos modelos de celulares, pero eso no significa que todos los meses nos compremos uno nuevo. Usémoslo hasta que se rompa, igual con la computadora, con la impresora, con el escáner.
Y ojalá nuevas empresas recicladoras surjan, para poder darle nuevo uso a lo que tiramos…
Estaremos, sino, siendo simples consumistas que con el afán de tener lo último, dejamos en el camino lo más importante: la salud de nuestra querida Tierra.

2 comentarios:

merana dijo...

Me ha emocionado el final de tu impresora, pues me he sentido identificada con mi "ordenador" o "computadora" como le llamáis; yo lo heredé de mi hija, que a su vez lo había heredado de sus hijos, y cuando me regaló mi nieto el que uso, me entristecía deshacerme del viejo. Lo regalé a mi profe de informática, y lo arreglaron, y así lo veo en la clase cada lunes ......

¿Qué pasa en el blog de Bongo y Duque????? No entran mis comentarios.

Besitos Merana... en España son las 7,50...Que tengas un buen día
MERANA

Elba dijo...

¡¡¡Hola...llegué...!!!por fin te encontré...me encanta tu nuevo Blog...y Enya...y las naranjas...La respuesta a tu pregunta sobre las poesias está en mispetalos debajo de tu comentario...en cuanto a tu fiel impresora Kaput...una de mis maestras me enseñó que cuando dejamos de usar algo debemos decirle " muchas gracias por los servicios prestados , me fuieste de gran utilidad y un buen compañero.. Y asi , parece , duele menos...¡¡¡ Mucha suerte con tu nuevo Blog , que te de muchas satisfacciones !!! Besitos Elba...